Consejos a la hora de vender un local comercial

Consejos a la hora de vender un local comercial

Marketing

Última modificación: 7 mayo 2021

Actualmente, ya sea por las consecuencias del COVID o por el auge del e-commerce, las transacciones en  el mercado de los locales comerciales están en constante evolución. Esto se debe en gran parte a la continua integración de la tecnología en todos los niveles de la industria y en todos los tipos de propiedades. Generalmente, para conseguir rentabilidades de un inmueble, los propietarios suelen apostar por la opción del arrendamiento de dicho local. Sin embargo, si la decisión de venta es clara:  ¡hay que tener en cuenta una serie de pasos y consejos para conseguirlo! ¡Os los contamos a continuación!

  1. Establecer el precio

Para calcular este valor, nuestro último blog será de gran ayuda, hablamos de ¿Cómo funciona la tasación de un local comercial?. La metodología más sencilla para poder obtener una aproximación del precio de venta de un local, bajo nuestra opinión, es el Método de Comparación. Este proceso consiste en localizar varios locales en venta en la misma zona, a los que llamaremos “testigos”, comparando los precios que tienen por metro cuadrado. Otra posibilidad, es pedir a una empresa especializada en el sector inmobiliario de locales comerciales que realice una estimación. Esto será de gran ayuda para poder obtener un precio fijo de mercado que sea atractivo para futuros compradores, sin embargo, será la evolución del proceso de comercialización la que determinará las posibles variaciones sobre el precio. 

  1. Contratar a un experto inmobiliario.

Si necesitamos ayuda para vender el local comercial, la mejor alternativa es acudir a una consultora inmobiliaria especializada en la mediación de este tipo de inmuebles. Cabe la posibilidad de que este servicio no sea gratuito y que, por lo tanto, haya que realizar un pago cubriendo los respectivos honorarios, estos estarían representados como un porcentaje sobre el precio final de venta. 

  1. Nota simple y escritura de propiedad. 

Lo primero que debemos acreditar a cualquier potencial interesado o comprador es que somos los propietarios del local. Podemos aportar la escritura en virtud de la cual somos propietarios o una nota simple que podemos solicitar en el Registro de la Propiedad ya sea presencialmente, o de forma telemática. Es imprescindible obtener estos documentos, ya que sino no será posible continuar con la venta.

  1. Planos.

Es de especial relevancia contar con la realización de planos a la hora de vender un local comercial, ya que la distribución será una característica determinante al decidir los posibles usos que se le puedan dar. Lo más recomendable es recurrir a un técnico para que lleve a cabo unos planos de la situación actual del local.

  1. Estatutos y comunidad de propietarios.

Son totalmente necesarios, para saber si existe alguna actividad prohibida o alguna limitación que pueda afectar al local comercial por parte de la Comunidad de Vecinos. Podemos pedir los estatutos de comunidad, que se pueden solicitar al administrador de la finca o al Registro de la Propiedad. Por último, debemos comparar todas las cuotas ordinarias y extraordinarias de comunidad pagadas, ya que en el momento de la venta el notario solicitará un certificado de no deuda.

  1. Arrendamiento.

Si el local comercial que queremos vender está arrendado, el comprador seguramente pedirá una copia del contrato de arrendamiento. Asimismo, se deberá observar si el arrendatario tiene o no derecho de tanteo y retracto  sobre el local: en el caso que esto ocurra se deberá seguir los requerimientos establecidos por la Ley.

En el supuesto que el local esté alquilado y al comprador le interese mantener el alquiler, podremos vender nuestro local en rentabilidad. A mayor renta y menores gastos fijos, maximizaremos la rentabilidad y lo haremos más interesante para cualquier comprador.
Además, se debería facilitar al comprador la copia del contrato de arrendamiento y el comprobante de la fianza. Así como la demostración de que el inquilino está al corriente del pago de las rentas hasta la fecha.

  1. Impuestos y licencias.

De cara a una futura compraventa, otro elemento que no debemos olvidar es el pago de los impuestos que afectan a la propiedad como, por ejemplo, el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). Se debe facilitar la copia del último recibo del local con el que estemos operando, debiendo estar al corriente de pago en el momento de realizar la compraventa. Salvo pacto en contrario, el IBI lo abonará el propietario del local a 1 de enero del año en el que se formalice la compraventa.

En referencia a las licencias, se tendrá que buscar la documentación que tengamos y consultar con el Ayuntamiento correspondiente el estado urbanístico y las licencias que tiene el mismo local. ¡Esta información será de gran importancia para la tranquilidad de todas las partes!

  1.  No te olvides de adecuar el local:

El valor de un local comercial no sólo reside en su ubicación y dimensiones, sino también en su distribución espacial y la eficiencia de su diseño. Por ese motivo, tenemos que reforzar la importancia de conseguir que el comprador se lleve una buena imagen del inmueble favoreciendo a su venta. Unas reformas, pintura, un par de muebles, etc. pueden revalorizar mucho el precio de venta del local.  ¡Las fotografías, por favor, hagámoslas con cariño y dedicación!

En Brickbro, contamos con más de 25 años de experiencia acumulada en el sector inmobiliario y somos especialistas en las transacciones de compraventa de inmuebles la gestión y los trámites que requieren estos procesos, ocuparnos de pedir licencias y certificados, valorar el inmueble antes de su venta, asesorarte de forma especializada y acompañarte y guiarte en todo este proceso.

¡No dudes en contactar con nosotros para conocer cómo vender tu local comercial de forma fácil y rápida!