Contrato de arras

Descubre qué es un contrato de arras para cuando tengas que comprar o vender un inmueble

Contrato de arras

Marketing

Última modificación: 4 octubre 2021

Cuando estás involucrado en un proceso de compraventa puede ser que existan trámites o gestiones legales que se te escapen de las manos. Pedir una hipoteca para un local comercial, saber qué impuestos tendrás que pagar o firmar un contrato son algunos de ellos. Hoy te explicamos qué necesitas saber sobre el contrato de arras.

Compra un inmueble con Brickbro

Es importante saber que, cuando tienes en mente comprar un inmueble y, sobre todo, cuando no dispones de todo el capital, es posible que necesites pactar con la otra parte un contrato de arras. Deberás hacerlo antes de firmar el contrato oficial de compraventa del local, oficina, nave industrial, en general, cualquier tipo de inmueble. ¿Sabes en qué consiste? 

Si nunca has firmado un contrato de este tipo, estás en el sitio indicado. En este artículo te vamos a explicar qué es el contrato de arras, qué tipos existen y qué información debe contener.

¿Qué es el contrato de arras? 

Lo primero que debes tener claro es saber qué es un contrato de arras, su definición. Las arras son un acuerdo privado entre comprador y vendedor previo donde las partes se comprometen a efectuar la compraventa futura de una propiedad y el comprador entrega una cantidad de dinero a cuenta del total. 

Como señal, el comprador debe pagar una cantidad al vendedor, que más tarde se descontará del precio total del inmueble. Esta cantidad no es una cifra fija, pero normalmente se sitúa en torno al 10% del precio de venta del inmueble. A partir de ese momento, el vendedor se compromete a  comercializar el inmueble  y se inician todas las gestiones necesarias para llegar a la compraventa del inmueble.

Descubre qué es el contrato de arras para poder comprar tu inmueble con Brickbro

Información que debe contener el contrato 

Este contrato es importante ya que refleja las condiciones de la futura transmisión del inmueble. Además, deberá recoger toda la información que más adelante será necesaria para firmar el contrato de compraventa: 

– Datos personales de la parte vendedora y compradora. 

– Descripción e identificación del inmueble. En este sentido, deberá contener datos como la ciudad en la que se encuentra el inmueble, dirección, datos registrales, superficie… y sin olvidar señalar si existe por ejemplo un garaje o un trastero. 

– Precio final de la compraventa y forma de pago.

– Cantidad de dinero de la señal, especificando de forma clara que dicha cantidad es a cuenta de la compra venta de la propiedad y que se descontará del precio final de la vivienda en el momento de firmar la escritura. 

– Tiempo máximo para formalizar el contrato de compraventa. 

– Compromiso de firmar el contrato mediante escritura pública.

 – Distribución de los posibles gastos de la compraventa. 

– Firma de comprador y vendedor. 

Si quieres echarle un vistazo en detalle puedes consultar algunos ejemplos de contratos de arras en la página oficial de la OCU. 

Compra un inmueble con Brickbro

Tipos de contratos de arras 

Existen tres tipos de contrato: el contrato de arras confirmatorias, el contrato de arras penitenciales y el contrato de arras penales. Estos se definen en función del objetivo perseguido por ambas partes, comprador y vendedor. Veámos las diferencias entre los diferentes contratos: 

1. Contrato de arras confirmatorias: Es un tipo de contrato en el que el comprador entrega una cantidad de dinero como prueba de la celebración del contrato o garantía de su ejecución. Si una parte incumple, la otra puede reclamar el cumplimiento del contrato o su resolución y una indemnización por daños y perjuicios. Con este contrato se garantiza que la compraventa se va a llevar a cabo por lo que realmente supone un anticipo del importe del inmueble a cuenta del comprador. 

2. Contrato de arras penitenciales: En este caso es un contrato en el que se establece la cantidad que pierde el comprador o que tiene que devolver al vendedor si la compraventa no se concreta. Este tipo de contrato de arras implica que si el comprador incumple el contrato perderá el importe que previamente ha pagado en la firma, que suele ser del 10% del precio de la compraventa. 

Si en cambio quien no cumple con sus obligaciones y no acude a notaría para formalizar la compraventa en escritura pública es el propietario, deberá devolver el doble del importe que recibió de la parte compradora.

3. Contrato de arras penales: Las arras penales tienen una configuración imprecisa o de difícil limitación. Las arras penales son uno de los tipos de contrato de arras cuya función es garantizar el cumplimiento del contrato de compraventa. A diferencia de las arras confirmatorias y penitenciales, no son un anticipo del precio de la compraventa ni otorgan a las partes la facultad de desistir del contrato principal. Este tipo de arras tienen una función de garantía. Es decir, el importe entregado en concepto de arras sirve como una indemnización o penalización por si el contrato no se cumple.

Ahora que ya conoces en qué consiste el contrato de arras y vas adquiriendo conocimiento sobre el proceso de compra de un inmueble a través de este blog. En Brickbro te animamos a buscar el activo que más se adapte a ti y te ayudamos a formalizar todos estos trámites, como por ejemplo, la gestión del contrato de arras. ¡Te esperamos!