Gana espacio reformando tu local comercial

¿Te habías dado cuenta de que a veces cuando movemos algún mueble o realizamos algún pequeño cambio en nuestro local, parece que se dupliquen los metros cuadrados del mismo?  ¡Ojalá! Sin embargo, esto no es nada común. El espacio disponible es el que es, pero existen diversos trucos que te pueden ayudar a que tu […]

Marketing

Última modificación: 7 septiembre 2021

¿Te habías dado cuenta de que a veces cuando movemos algún mueble o realizamos algún pequeño cambio en nuestro local, parece que se dupliquen los metros cuadrados del mismo? 

¡Ojalá! Sin embargo, esto no es nada común.

El espacio disponible es el que es, pero existen diversos trucos que te pueden ayudar a que tu inmueble parezca más grande e incluso utilizando unos muebles o otros puedas ganar mucho más almacenaje y tenerlo todo más ordenado para tener más espacio libre. 

Cabe destacar que una cosa es el espacio real, y otra cosa el espacio útil. A partir de una buena reforma podemos conseguir incrementar el espacio útil de una oficina, local comercial, bar, restaurante…  simplemente cambiando la distribución de espacios en la misma. Y no solo eso… con una reforma realizada de forma inteligente y con coherencia, podrás readaptar el local a tus necesidades particulares y conseguir espacios más amplios, luminosos y funcionales.

¡Con una simple reforma puedes hacer de tu inmueble un lugar mucho más agradable! En este artículo te contamos el cómo. ¡No te lo pierdas!

Apuesta por los muebles a medida

No será la opción más económica pero sí una de las mejores para agrandar tu espacio. Existen numerosos profesionales en el mercado que te ayudarán a crear los muebles perfectos para ganar espacio. Desde armarios hechos a medida, mesas encajadas a la pared… Apostar por mobiliarios personalizados, es disponer de piezas únicas, incluso, en los materiales de elaboración. Los muebles no solo pueden estar diseñados en madera, también en aluminio, mármol o granito, ofreciendo una mejor visión de cómo quedará el espacio y además si tu presupuesto es reducido, podrás seleccionar el material que más se adapte a tu bolsillo económico.

Los muebles a medida se ajustan a cualquier espacio, por lo general, los diseños de estos muebles ofrecen mucho espacio de almacenamiento y esto también contribuirá a tener la zona más despejada para que el ambiente sea más confortable. 

Usar la iluminación para ganar espacio

No utilices una única fuente de luz en el centro de la habitación y difunde la luz por toda la habitación. En lugar de utilizar una sola lámpara de techo, apuesta por colocar distintos puntos de luz por todo el espacio. Incluye lámparas de pie en las esquinas y lámparas de mesa.

Todo esto expandirá la iluminación por toda la habitación y también te ayudará a controlar los diferentes ambientes de luz de tu hogar.

Otra buena opción si tu espacio carece de metros cuadrados de suelo, es utilizar el espacio vertical y centrar la atención en esto con muebles altos y delgados y estantes altos y con una lámpara colgante larga. Esto también hará que cuando alguien entre en la habitación, centre su atención en la altura y no tanto anchura de la misma. 

Aprovechar cada centímetro

Una de las ventajas de ponerse en manos de profesionales, es que ellos pensarán en aspectos que a ti no se te ocurrirán. Que aportarán ideas específicas para tu casa que realmente serán muy valiosas. Por eso, si lo que quieres es hacer una reforma para ganar espacio, conviene que te plantees la posibilidad de recurrir a un interiorista o un arquitecto especializado en este tipo de proyectos.

Cuando el espacio es limitado, aprovechar cada centímetro es crucial. Así, un hueco de la pared entre dos pilares puede convertirse en un armario perfecto. O la parte de atrás del cabecero nos puede servir como zona de almacenaje. Podemos sustituir las lámparas de pie o de mesa por apliques, etc.

Ten en cuenta la dimensión vertical

Como hemos comentado antes, si dispones de pocos metros cuadrados de suelo, piensa en la mejor forma de aprovechar la altura de las paredes, y seguro que encuentras más de una idea genial. Colocar estanterías colgadas en lugar de cajoneras o utilizar soportes de techo para colocar pizarras o carteles hará que tu espacio de despacho se amplíe casi sin darte cuenta.

Los tonos, mejor claros

Los tonos claros dan una mayor sensación de limpieza y tranquilidad. Los colores claros reflejan la luz que reciben, aportan luminosidad y agrandan visualmente una estancia, por lo que conviene utilizarlos en locales pequeños. El color blanco, que indica la ausencia de color, es muy útil para crear sensación de anchura en pasillos o habitaciones pequeñas, mientras que los tonos fuertes «acortan» las paredes y acercan los techos.