Plusvalía municipal: qué es y cómo se calcula

Cuando quieras transferir la propiedad de un terreno a otra persona por cualquier motivo, necesitarás hacer frente a un impuesto que regula este proceso de transición. La plusvalía municipal es una tasa regulada en el Real Decreto Legislativo 2/2004 que debe ser abonada cada vez que se realice dicha transferencia, ya sea de un terreno […]

Plusvalía municipal

Marketing

Última modificación: 5 octubre 2021

Cuando quieras transferir la propiedad de un terreno a otra persona por cualquier motivo, necesitarás hacer frente a un impuesto que regula este proceso de transición. La plusvalía municipal es una tasa regulada en el Real Decreto Legislativo 2/2004 que debe ser abonada cada vez que se realice dicha transferencia, ya sea de un terreno o un inmueble. 

Vende tu inmueble con Brickbro

Este impuesto también es conocido como Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU). Seguramente en algún momento de tu vida te verás en esta situación y deberás hacer frente a su pago, así que, acompañanos y te contamos todos los detalles sobre cómo realizar esta transferencia de forma correcta. ¡Vamos!

La plusvalía municipal: qué es

En la práctica, la plusvalía municipal grava el cambio de valor que experimenta un terreno urbano (no tiene por qué ser una edificación) desde que se adquiere hasta que se vende o se transmite (caso de las herencias). El impuesto está delegado a las administraciones municipales, por lo que tu ayuntamiento será el encargado de gestionarlo. Por lo tanto, cada municipio puede aplicar la plusvalía municipal bajo unas premisas concretas, aunque siempre tendrán que seguir unas directrices generales.

¿Cómo se calcula la plusvalía municipal?

Cuando quieras calcular este impuesto será necesario que tengas en cuenta varios datos a tener en cuenta para obtener el resultado de esta: 

1- El valor que tiene el suelo durante el momento de transmisión del terreno. Este valor lo tendrás que comprobar en la Sede Catastral Electrónica o podrás encontrarlo en el recibo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).

2- El número de años que existen desde la adquisición del inmueble o terreno. Este dato se tendrá en cuenta para aplicar un coeficiente sobre el valor del suelo que variará en función del ayuntamiento de tu localidad. Aún así, existen una serie de coeficientes máximos establecidos y que tienen en cuenta un máximo de 20 años desde que se adquirió el inmueble. Estos coeficientes no pueden superarse en ningún caso. 

Los coeficientes máximos marcados son: de uno a cinco años (3,7%), hasta diez años (3,5%), hasta 15 años (3,2%) o hasta 20 años, el máximo (un 3%). Siempre podrán bajarse pero nunca han de ser mayores de esos porcentajes.

Por lo que, el resultado de este te indicará el incremento de valor. 

3- Sobre el incremento de valor concretado se aplicará la plusvalía municipal. El máximo del porcentaje no puede ser mayor del 30%.

4- Finalmente, podrás aplicar las deducciones que tu ayuntamiento permita.

Con todos estos datos podrás calcular el impuesto, pero, para que no tengas que romperte la cabeza, a continuación te dejamos una herramienta web con la que podrás calcular la plusvalía municipal y obtener el resultado inmediato.

¿Quién paga la plusvalía?

Otro de los temas más importantes cuando hablamos de la plusvalía municipal, y uno de los que más te interesan, es conocer quién es el encargado de efectuar el pago del impuesto. A la hora de pagar es necesario establecer una diferenciación en función de la actividad que se realice. Por ello, distinguimos entre tres escenarios distintos: la venta de inmuebles, las herencias y las donaciones. ¿Quién pagará en cada caso?

Vende tu inmueble con Brickbro

Por lo tanto, gestionar el pago de la plusvalía municipal es una tarea sencilla, ya que es el ayuntamiento quien se encarga de ello. Aún así, en Brickbro nos encargamos  de gestionar todos los trámites de la manera más rápida y efectiva posible. Contacta con nosotros y ¡te ayudamos!